MADRID 911 01 45 15 - BARCELONA 931 00 35 35 info@seoyweb.com

No creas todo lo que lees sobre Social Media. Al tratarse de una disciplina relativamente nueva, hemos asumido como verdades absolutas hechos que no lo son. Y la opinión de los expertos a veces no ayuda a clarificar la realidad, al ofrecernos versiones discordantes sobre un mismo hecho.

¿Cómo separar entonces la información verdaderamente valiosa de aquellos mitos instaurados sin ninguna base real?

Resulta una tarea verdaderamente complicada, desde nuestra agencia seo Barcelona  vamos a tratar de contribuir a esa tarea poniendo en cuestión algunas de las afirmaciones que habitualmente, se asumen como ciertas sobre el marketing online a través de las redes sociales.

Los botones sociales son imprescindibles y te ayudan a atraer más tráfico

El primero de los mitos referentes al tráfico y las redes sociales es el uso de estos botones y su capacidad para atraer visitantes a tu web. Hay parte de verdad en que en algunos casos pueden ayudar a que el contenido tenga mayor exposición, pero de ahí a considerarlos imprescindibles va un trecho. No sólo no lo son, sino que incluso pueden llegar a ser perjudiciales dependiendo de donde estén ubicados.

Si quieres compartir historias o información relevante, pueden servirte, por lo que su uso en blogs es el idóneo. Pero, ¿Qué sentido tiene ubicarlos en páginas de producto, términos de uso o relativas al equipo que forma tu empresa? El público no considera ese tipo de información susceptible de ser compartida, y en el caso de la venta de productos, puede incluso distraer al posible cliente y hacer que tu ratio de conversión se vea afectado.

¿Botones sociales? Sí, pero sólo donde sea oportuno.

El tráfico procedente de redes sociales no merece la pena en términos de rentabilidad

Hemos leído hasta la saciedad que la gente entra en Facebook para pasar el rato, pero que difícilmente van más allá del cotilleo y por supuesto nunca gastan.

El mito de que el tráfico que procede de las redes sociales no convierte o no es interesante en términos de rentabilidad comienza a desmoronarse desde el momento en que tomamos conciencia de que empresas como Facebook, Twitter o Linkedin están valoradas en miles de millones de dólares. ¿Quién otorgaría semejante a valor a una compañía incapaz de generar ingresos?

Este tráfico convierte y además podemos medir en qué cuantía. Sólo así podemos entender las millonarias cifras que generan en publicidad. Si quienes las utilizan como herramienta comercial pueden controlar su inversión y el retorno que ésta les produce, resulta impensable creer que seguirían haciéndolo de no obtener un beneficio. Aunque como es lógico, el retorno de inversión no es tan alto como en el posicionamiento web , ya que está mas que demostrado que este es el medio con mayor ROI.

Las redes sociales exigen atención constante e interacción diaria

La calidad siempre es mejor que la cantidad, así que, postear en redes sociales sólo porque “es lo que hay que hacer”, no es una política acertada.

¿Tienes algo interesante que contar al mundo? Postea y compártelo. ¿Tienes algo interesante que contar al mundo cada día? Bien, entonces utilizar las redes sociales a diario es la opción correcta. Pero, seamos sinceros, esto es difícil que ocurra.

Es mejor usar menos las redes sociales pero hacerlo compartiendo un contenido verdaderamente apasionante. Además, lejos de lo que pudiera pensarse en un primer momento, compartir contenidos en Facebook diariamente no es lo más eficaz. Algunos estudios revelan que la frecuencia de posteo ideal en esta red social es a días alternos.

No seas esclavo de las redes sociales. Tú eres quien debe hacer que trabajen para ti, y no a la inversa.

No prestes atención a los que usan las redes sociales para criticarte

Recibir críticas a través de una red social no es plato de buen gusto. Pero, por desagradable que sea recibir un tirón de orejas en público, no es buena idea ignorar ese toque de atención. Probablemente, en lugar de apagar el fuego, lo que hará es avivarlo, al comprobar el cliente insatisfecho como se le trata de acallar.

La mejor estrategia al respecto es asumir el error y mostrar tu predisposición a corregirlo. Tus clientes sabrán que no haces las cosas todo lo bien que deberías, pero que pones todo tu esfuerzo por conseguirlo. Y eso te hará ganar muchos puntos ante ellos.

Deja de un lado tu orgullo malherido y da respuesta a esas críticas. En realidad, te están dando una gran oportunidad para mejorar tu producto o servicio.

Aquí tienes un video en español con:

10 exitosas estrategias de marketing en redes sociales

Tu estrategia ha de ser distinta si tu cliente es el consumidor final o si es otra empresa

El manejo de las redes sociales, es básicamente, la habilidad de compartir información útil y valiosa, así como de interactuar de la mejor forma posible con tus seguidores. Las empresas están compuestas por personas, así que tanto da si tu cliente es el consumidor final o una empresa. Al final va a ser la calidad de esa información y el cómo te manejes con esas personas lo que determine el éxito o fracaso de tu estrategia en redes sociales.

Las redes sociales son una herramienta de ventas útil para todo tipo de compañías

En el afán por cantar las virtudes del Social Media, al final hemos terminado por otorgarles una condición que no poseen, la de herramienta de ventas imprescindible. Para muchas empresas pueden ser muy útiles en este campo, pero no para todas.

¿De verdad alguien cree que una empresa que tenga su fuente de ingresos principal en contratos gubernamentales necesita de las redes sociales para vender sus servicios o productos?

Dependiendo de la actividad de la empresa, las redes sociales pueden tener una función comercial o no. Y cuando no la tienen, no estamos desvalorizándolas, simplemente ésta es sólo una de las múltiples utilidades que se les pueden asignar.

Cuantos más seguidores tengas, mejor

A primera vista, esta afirmación puede parecer difícil de rebatir. Pero la realidad es que la variable que Twitter, Facebook o Linkedin de verdad toman en consideración es el nivel de interacción de tus seguidores.

El algoritmo que emplean estas redes sociales valora qué tanto por ciento de tu audiencia interactúa ante tus publicaciones. Así pues, interpretan que alguien con un número menor de seguidores pero que en un gran porcentaje comentan o comparten los contenidos, está aportando más valor que otra persona cuya audiencia es significativamente más amplia pero que ésta no participa ni reacciona ante los estímulos que se les lanza.

Ya hemos visto que existen mitos sobre las redes sociales que no resisten un mínimo análisis. Conocer su utilidad, funciones y funcionamiento te ayudará a usarlas de la mejor forma posible. Ojalá este artículo te haya resultado de utilidad en ese sentido.