MADRID 911 01 45 15 - BARCELONA 931 00 35 35 info@seoyweb.com

El otro día en una reunión con profesionales del posicionamiento web Barcelona estuvimos hablando sobre el potencial de LinkedIn y lo poco explotado que está por algunas empresas.

Cuando hablamos de redes sociales, a casi todo el mundo le viene a la cabeza Facebook o Twitter. Pero, ¿acaso no es también una red social LinkedIn?. Por supuesto que lo es. Y mucho más importante de lo que a priori muchos pudiesen llegar a creer.
De hecho, es la gran olvidada, porque junto a Instagram, LinkedIn es una de las redes sociales de mayor y más rápido crecimiento en los últimos tiempos. Por eso, si tu estrategia de social media no contempla acciones en LinkedIn, deberías de comenzar a replantearte si es acertada.

Obtener un importante flujo de visitantes a tu sitio procedentes de LinkedIn es posible si le prestas la necesaria atención a esta red social.
Hoy queremos compartir contigo una serie de consejos que pueden servirte para sacarle todo el partido. Lee con atención y verás cómo conseguir una fuerte presencia en LinkedIn no requiere de grandes sacrificios ni esfuerzos, y puede llegar a abrirte puertas a nuevas e interesantes oportunidades, además de ver como tu posicionamiento web mejora en Google.

1-Actualiza regularmente con nuevos mensajes tu perfil de LinkedIn

Diversas estadísticas que consultamos en la agencia seo, demuestran que la red social más eficaz para llevar tráfico a la página principal de tu web corporativa es LinkedIn. Lo creas o no, de estos estudios se concluye que LinkedIn es hasta 4 veces más eficaz que Facebook a la hora de captar visitas a esta página, además de ser un tráfico de mayor calidad.

2-Comparte noticias de tu sector

Los contenidos más demandados en LinkedIn son las noticias relacionadas con el sector del usuario que utiliza la red social, y por tanto, este tipo de noticias, así como las referentes a tu empresa deben constituir el grueso de las publicaciones que compartas.

Quienes utilizan activamente LinkedIn lo hacen por una razón. Tienen inquietud por ser cada vez mejores profesionales, y para ello necesitan estar al día de lo que ocurre en su sector. Compartir estos contenidos te ayudará a que el porcentaje de tus seguidores que participan e interactúan, se incremente.

3- Publica contenidos en los momentos de mayor actividad

El objetivo de postear contenido es muy simple: llegar al máximo posible de gente. Por lo tanto, conviene hacerlo de forma inteligente, y dado que LinkedIn es una red social profesional, no parece que tenga mucho sentido hacerlo durante los fines de semana o a últimas horas de la tarde.

De Lunes a Viernes en horario laboral de 9:00 a 17:00 h , especialmente por las mañanas, será mucho más fructífero, y logrará una mayor audiencia para tus publicaciones, aunque esto como siempre hay que adaptarlo a cada web y por ello hay que analizar cuando recibimos mayor flujo de visitas. 

4- Postea un mínimo de 20 veces al mes

Se ha comprobado que posteando un mínimo de 20 veces al mes puedes llegar al 60% de tus contactos. Teóricamente, a mayor frecuencia de publicación mayores son las posibilidades de que tu audiencia crezca, pero eso no es exactamente así, ya que un determinado porcentaje de ellos nunca se loguea ni está activo en LinkedIn.

Asegurarse de que llegas a la mayoría de ellos es tan simple como postear una vez al día cada día laborable. Marcándonos esta pequeña obligación nos garantizamos ese mínimo de 20 posts mensuales y estaremos llegando a un porcentaje mayoritario de las personas con las que estamos conectados.

5- Cambia tu estado frecuentemente

Algo tan sencillo como cambiar tu estado hace que tu perfil se mantenga dinámico y te permite hacerte presente para una cantidad importante de tus contactos. Quizás te sorprenda el dato, pero la notificación de un simple cambio de estado es leída por hasta un 20% de ellos, lo cual, si tu número de seguidores es importante, puede ser una audiencia considerable. Se trata de una acción que requiere un mínimo esfuerzo y te mantiene “vivo” en LinkedIn.

6- Involucra a tus empleados

Tus empleados pueden resultar de gran ayuda en tu estrategia de LinkedIn. Un empleado es mucho más proclive a clicar, comentar o compartir un contenido que un usuario estándar de LinkedIn.

Aprovecha esta circunstancia y úsala en tu beneficio. Tan solo has de tratar de involucrarlos y conseguirlo no tiene mayor dificultad. Hazles llegar los enlaces de los contenidos que publiques y pídeles que los compartan. Normalmente, lo harán de buena gana y ello te permitirá aumentar tu audiencia.

Además, muchas veces interactuarán por propia voluntad, lo que conseguirá que a ojos de terceros, tu contenido resulte más interesante.

7- Analiza el impacto de tus acciones

Es importante saber si nuestra estrategia en LinkedIn está dando resultados o no. Para saber hasta qué punto conseguimos que nuestra audiencia interactúe y participe en nuestras publicaciones podemos usar LinkedIn Analytics, que nos proporcionará información al respecto.

Del estudio de estos datos deben derivarse las acciones correctoras que sean necesarias, así como la optimización de nuestros contenidos y momentos de publicación.

Analizar a fondo la respuesta del público nos permite saber qué contenidos han tenido mejor acogida para seguir incidiendo en ellos, así como las horas de publicación en las que se ha registrado mayor participación.

Con esta información en mente, nuestras posteriores publicaciones en LinkedIn deben ir cosechando cada vez mejores resultados.

CONCLUSION

LinkedIn no es una red social “para estar”, sino para actuar, de igual modo que hacemos en otras. El crecimiento experimentado por LinkedIn en los últimos tiempos es la prueba de que cada vez más profesionales han tomado conciencia de los beneficios que pueden derivarse de una presencia activa y sistematizada en este entorno.

LinkedIn es un escaparate profesional de incomparable magnitud, y mientras los usuarios de Facebook o Twitter suelen utilizar estas redes con un propósito meramente lúdico o de entretenimiento, los usuarios activos de LinkedIn tienen muy claro que el propósito de esta red es ayudarles a ganar más dinero y mejorar sus oportunidades laborales y de negocio.

Si como es de suponer, no te tomas tu futuro profesional como una diversión, tal vez deberías empezar a pensar en sacudirle el polvo a tu abandonado perfil de LinkedIn y ponerlo a funcionar.

Los beneficios que puedas obtener de ello quizás no serán visibles a corto plazo, pero es muy probable que siguiendo estos sencillos consejos aquí expuestos, en un futuro no muy lejano puedan abrirse expectativas que ni imaginabas.

Fuente: Kevan Lee