Hecho en:

Madrid, Barcelona, Cáceres

}

Horario:

Lun – Jue, 9:30 a 18:00 / Vie, 9:30 a 14:00

Hub de contenidos

Un hub de contenidos es una recopilación de contenidos seleccionados por la marca sobre un tema específico. Alberga artículos, vídeos, infografías y otras formas de contenido que permiten a los usuarios profundizar en un área específica en la que la marca es una autoridad o un experto.

Los hubs de contenido no son:

  • Un medio para vender tus productos o servicios
  • Parte de tu embudo de ventas

Sin embargo, cuando se hacen correctamente, son una forma muy poderosa de conseguir autoridad para tu marca, hacer crecer su presencia y aumentar las ventas o la tasa de conversión.

Cómo es un hub de contenidos online #

Un hub de contenidos suele ser más pequeño que un sitio web pero más grande que un blog. A menudo constituye su propia sección en un sitio web. Los hubs de contenidos también son específicos de un tema y muy cuidados. Los profesionales del marketing no suelen encontrar todos los contenidos que ha producido una marca.

Piensa en nuestro propio HUB sobre marketing digital frente a nuestro blog. El primero es una colección específica de contenidos sobre conceptos de marketing en internet. El segundo alberga todo tipo de contenidos, desde ideas hasta noticias de la empresa.

Los centros de contenido pueden adoptar muchas formas y pueden incluir una gran variedad de medios. Puedes verlos presentados como:

  • Centros de ayuda o bases de conocimiento
  • Archivos
  • Revistas digitales
  • Canales de streaming
  • Blogs (ocasionalmente)

Si alguna vez te has encontrado adentrándote en un sitio web sobre un determinado tema, te has topado con un centro de contenidos.

La estructura de un Hub de Contenidos #

Al igual que los hubs de contenido pueden adoptar una variedad de formatos diferentes, están presentados de distintas maneras. Es raro que veas hub de contenido con los artículos más nuevos en la primera página, a diferencia de los sitios de noticias o los blogs.

Esto se debe a que el propósito de un centro de contenido es permitir a tus lectores explorar un tema en su totalidad. Por lo tanto, la estructura más común que encontrarás para un centro de contenido se llama ” clusters” – compuesta por una página pilar y sus correspondientes clusters. Imagínalo como una rueda de bicicleta, la página pilar sería el eje y el cluster sería los radios, profundizando cada uno de ellos en un tema del contenido pilar.

Con la página pilar y sus clusters, identificarás varios temas, y luego subtemas que van dentro de ellos. Por ejemplo, si tu tema principal es el calzado, algunos subtemas dentro de la categoría “calzado” podrían ser:

  • Calzado deportivo
  • Calzado de trabajo
  • Zapatos de vestir
  • Zapatos casuales

Cada subcategoría, o radio, podría tener más sub-radios. Bajo los zapatos de vestir, podrías encontrar temas como los tacones o los zapatos de piel. (Estos, a su vez, pueden llevar a artículos más actuales o al inicio de tu embudo de ventas. Sin embargo, el objetivo de un centro de contenidos no es vender, sino enseñar).

En tu página principal, presentarás tus hubs con contenido perenne que ofrezca una visión general del tema. Dentro de ese contenido, enlazarás con subtemas más específicos. Toda la estructura de tu hub de contenidos se puede buscar, para que la gente pueda saltar al subtema específico que desee, pero estás intentando construir una madriguera de conejo que mantenga a los lectores en tu sitio.

Los beneficios de un Hub de Contenidos #

Cuando se hace correctamente, un centro de contenidos es una de las formas más eficaces de asentar tu marca en Internet. Puede:

  • Aumentar la visibilidad de la marca por Internet. Su contenido generará tráfico orgánico al aparecer en los resultados de búsqueda.
  • Mejorar el engagement con la marca. Los usuarios tendrán más oportunidades de interactuar con su marca y formar un vínculo positivo.
  • Generar más clientes potenciales o ventas. Los centros de contenidos requieren una estrategia y un marketing de contenidos para funcionar. Este enfoque del contenido puede generar tres veces más clientes potenciales que otras formas de marketing digital. El uso con una plataforma de comercio electrónico también puede ayudar a aumentar las ventas directamente.
  • Diferénciate de tus competidores. Cada vez es más difícil diferenciarse por Internet, pero el contenido sigue siendo una forma efectiva de hacerlo. Además, te permite demostrar mejor tu experiencia, demostrando así que se puede confiar en tus productos o servicios.

Cómo construir un centro de contenidos #

Un centro de contenidos es una gran aportación a tu presencia en la web si hay un tema en el que eres realmente un experto. Estos son los pasos que debes seguir para crear uno.

1. Establece una estrategia de contenidos #

Una estrategia de contenidos en consonancia con los objetivos de tu empresa y de tu marca. Trata de resolver con el contenido los problemas a los que se enfrentan tu empresa o tus clientes.

También es la columna vertebral de tu centro de contenidos.

Tu estrategia de contenidos debe:

  • Identifica los ejes de tu centro de contenidos. No es necesario que descubras los artículos individuales todavía, pero deberías tener una sólida comprensión de por qué escribes lo que escribes.
  • Establece un calendario. Debe determinar qué publicas y cuándo, además de un plan para mantener el contenido que ya está ahí.
  • Cómo vas a distribuir tu contenido. ¿Te vas a apoyar en el SEO? ¿Distribuirás los nuevos contenidos en un resumen semanal a tu lista de correo? No hay una forma correcta o incorrecta de hacerlo, depende de tus objetivos.

2. Elige el CMS adecuado #

Necesitarás un potente sistema de gestión de contenidos para mantener tu centro organizado. Hay opciones gratuitas y otras propias. (Aquí tienes más información sobre ellas).

Ya que estás en ello, considera también si una plataforma de experiencia digital es adecuada para ti. La gestión de contenidos suele estar integrada en ellas, y te dan muchas más herramientas para supervisar la experiencia digital del cliente.

3. Crear y publicar contenidos #

Ahora es el momento de crear el contenido. Puedes hacerlo tú mismo, o puedes subcontratar la creación. Un 80% de las empresas lo hacen.

Consejo profesional: Tendrás la tentación de empezar por este paso, pero no lo hagas. Hacer primero los pasos anteriores te ayudará a que tu fase de creación se mantenga centrada y optimizada

4. Aumenta tu visibilidad con estrategias de promoción #

La estrategia de contenidos se refiere a la planificación de tus contenidos, pero el marketing de contenidos implica la creación, publicación y distribución real de tus contenidos.

Algunos ejemplos de estrategias de distribución de contenidos son:

  • Optimización de motores de búsqueda (SEO)
  • Embudos de redes sociales
  • Boletines de noticias u otros mensajes directos a los seguidores

5. Sigue el rendimiento de tu Hub #

El contenido no es una cosa que se fija y se olvida. Hacer un seguimiento de las visualizaciones de tu contenido, de la participación y de las páginas que generan conversiones puede ayudarte a identificar las páginas que funcionan bien y las que necesitan ayuda. El seguimiento de las métricas es una parte importante de cualquier flujo de trabajo de contenidos.

Utiliza Google Analytics para esto, además es gratuita.

Del mismo modo, presta atención a cómo responden tus competidores cuando tu centro de contenidos se expande. ¿Están creando su propio contenido como respuesta? Significa que has encontrado oro y que ahora puedes centrarte en producir más contenido de alta calidad.

Funciona con BetterDocs